top of page

Celebrando el Día del Hombre.


Por: Efraín Marino Jr.

@efrainmarinojr @corprensacol


Cuando el sol pinta el cielo con sus cálidos colores y la brisa acaricia nuestras mejillas, surge un día especial en el calendario, un día para reconocer y celebrar la esencia misma de lo que significa ser hombre. En este recorrido a través de la vida, tomamos un momento para honrar nuestras experiencias, nuestras luchas y nuestras alegrías. En estas líneas, observo a este día de manera cercana, ya se acerca Semana Santa y quiero recordar cómo las historias de la Biblia nos conectan con nuestra humanidad compartida.


Desde tiempos inmemoriales, la Biblia ha sido como un viejo amigo que nos cuenta historias sobre la vida y la gente que caminó antes que nosotros. En sus páginas, encontramos relatos de hombres cuyas vidas fueron como hilos en el tapiz de la historia, tejiendo juntos los momentos que nos definen. Uno de estos hombres es Adán, el primer hombre según el relato bíblico. Su historia nos recuerda que, en un nivel fundamental, todos venimos de la misma tierra y respiramos el mismo aliento de vida.


Otro personaje que encontramos en las páginas de la Biblia es Moisés. Él es como el abuelo sabio que nos guía con sus historias y sus consejos. Moisés lideró a su pueblo hacia la libertad, mostrándonos que, incluso en los momentos más oscuros, podemos encontrar la fuerza para seguir adelante. Su historia nos inspira a ser valientes y a confiar en nosotros mismos cuando las cosas se ponen difíciles.


Pero la Biblia también nos cuenta historias de hombres comunes que enfrentaron desafíos extraordinarios. David, el pastor convertido en rey, nos enseña que todos tenemos nuestras batallas internas, pero también podemos encontrar la fuerza para superarlas. Su poesía nos habla del amor, del dolor y de la esperanza que late en el corazón de cada hombre.


El 19 de Marzo, se celebraba según el santoral católico romano el día de San José, hombre virtuoso de cuyo registro sagrado no hubo una sola mancha, antes bien se le recuerda, como hombre trabajador y apreciado por su comunidad, excelente padre y esposo y amigo de los demás, atributos de los cuales debemos aprender cada vez más.


En estas historias, vemos reflejos de nuestras propias vidas: nuestras luchas, nuestras alegrías y nuestras relaciones. En el Día del Hombre, nos detenemos un momento para reflexionar sobre lo que significa ser hombre en el mundo de hoy. Es un día para celebrar a los padres que nos enseñan con amor y paciencia, a los amigos que comparten nuestras risas y nuestras lágrimas, y a los trabajadores que construyen un futuro mejor para todos.


Así como las historias de la Biblia nos conectan con nuestra humanidad, el Día del Hombre nos recuerda que estamos todos en esto juntos. Es un día para reconocer y apreciar las diferencias que nos hacen únicos, pero también para celebrar las similitudes que nos unen como hermanos. En este día, y en todos los días venideros, caminamos juntos, celebrando la vida y el amor que nos une como hombres. Feliz Día del Hombre. Escucha todos los días de lunes a viernes de 6:00 a.m. a 8:00 a.m. DESAYUNATE CON DIOS, un espacio de reflexión sin credos ni religiones, solo la voz de Dios hablándote al oído. #Recomendado @bnocturna

25 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page